PRESO EN ARGENTINA DEFENSOR DE LA CAUSA PALESTINA POR PRESIÓN ISRAELÍ. LIBERTAD A CRISTIAN DÍAZ.

Hoy miércoles 12 de julio en la Agencia Al Mayadeen en Español fue publicado el artículo «Preso en Argentina defensor de la causa palestina por presión israelí» en referencia al compañero Argentino Cristian Díaz del Comité de solidaridad con el Pueblo Palestino que se encuentra detenido por presión de la Embajada de Israel. Agradecemos a Al Mayadeen en Español que difunda está denucia. Y agregamos al cierre de redacción nos enteramos que Cristian Díaz será trasladado en los próximos días a una cárcel común por disposición del Juez. Este hecho suma más injusticia aún a todo el proceso violando sus derechos ya que el próximo lunes está citada una audiencia para tratar el recurso de excarcelación y es otra muestra de que existe una clara intención política de doblegarlo y disciplinar a las organizaciones que luchan por su libertad. A continuación reproducimos el artículo publicado por Al Mayadeen en Español.

Pubicado por  Al Mayadeen Español

El pasado 14 de junio de 2023 fue detenido por una unidad antiterrorista el dirigente popular argentino Cristian Díaz.

La embajada de “Israel” en Argentina desató una nueva caza de brujas y utilizó la justicia como instrumento para disciplinar a los defensores de la causa palestina y a quienes denuncian los crímenes de lesa humanidad cometidos por la entidad sionista.

De acuerdo con el periodista Leonardo Herrmann, miembro del Comité Argentino de Solidaridad con el pueblo Palestino, el pasado 14 de junio de 2023 fue detenido por una unidad antiterrorista el dirigente popular Cristian Díaz, tras el allanamiento a su domicilio en la localidad de Florencio Varela, provincia de Buenos Aires.

Luego de una investigación iniciada por la denuncia de un funcionario de la legación diplomática israelí, Díaz fue acusado por cargos de intimidación por hacer emojis en una publicación digital.

Según Herrmann, acusación tan débil desde el aspecto jurídico solo pude ser sostenida por la influencia política de “Israel” sobre la justicia argentina, acompañada por la difusión del operativo en los medios de comunicación ligados a los servicios de inteligencia de Washington y “Tel Aviv”.

En el domicilio del imputado fue encontrado y presentado como prueba de su culpabilidad un cuadro pintado a mano que muestra una mujer Palestina. También incautaron un cuaderno con anotaciones en árabe y una bandera Palestina.

¿Pintar un cuadro es un delito? ¿Estudiar árabe nos convierte en sospechosos de una conspiración universal? ¿El hecho de tener una bandera Palestina configura un crimen?, preguntó Herrmann.

Para la asociación, lo enunciado parece carente de toda razón e insustancial como medida de prueba. Desde ese momento Cristian Díaz guarda prisión preventiva en las dependencias de la División de Delitos Complejos y Terrorismo Internacional de la Policía Federal.

El procesamiento es seguido por la Sala 2 de la Cámara Federal de Justicia dirigida por el juez Martin Irurzun.

Pese a que delito imputado es excarcelable y no constituye obstrucción a la justicia, el jurista ordenó mantenerlo encarcelado mientras investigan la pertenencia o no de Díaz a una célula terrorista o posivbles vínculos con alguna organización delictiva.

Por su parte, la Gremial de Abogados está encargada de la defensa y presentó un recurso legal para liberarlo. La audiencia para que Díaz sea escuchado será el próximo lunes 17 a las 11:00, hora local, en Comodoro Pi.

En ese sentido, el Comité Argentino de Solidaridad con el pueblo de Palestina pidió a organizaciones hermanas de Latinoamérica y el mundo solidaridad y organizar una amplia campaña por su inmediata liberación.

El también periodista argentino Carloz Aznárez, director general de Resumen Latinoamericano, denunció el peso del régimen israelí sobre la justicia y la política argentina, responsable directo de la detención del activista propalestino y trabajador metalúrgico Crisitna Díaz.

A juicio de Aznárez, es una barbaridad aplicar la ley antiterrorista y acusar de antisemita a una persona cuyo único delito es ser solidario con el pueblo palestino.